Las 5 propuestas de la Plataforma de la Infancia frente a la vulnerabilidad de los menores


Solicitan a las administraciones aplicar cinco compromisos urgentes en materia de políticas sociales.

Hemos perdido un año, los principales problemas de la infancia no han estado en la agenda política y las condiciones de vida de niños, niñas y sus familias han empeorado. Así de contundente se expresaba Adolfo Lacuesta Antón, presidente de la Plataforma de Infancia, al hilo de la reciente conmemoración del Día Universal de los Derechos de la Infancia.

Para revertir esta situación, la Plataforma pone en la mesa de las formaciones políticas una lista de 5 medidas urgentes que debieran aplicarse en el inicio de esta legislatura:

1. Aumentar la inversión en protección a la infancia hasta llegar a los índices de media de la Unión Europea.
En España se invierte menos en infancia que en los países de nuestro entorno. En concreto, la inversión en protección se sitúa en 1,3 % del PIB muy por debajo de la media de los índices de la Unión Europea (UE) cuyo porcentaje del PIB se sitúa en un 2,4%. Como referencia, señalamos el periodo de 2010 a 2014 en el que España registró una importante reducción sobre la inversión en infancia hasta alcanzar el 14,6%. En concreto, la inversión en políticas de infancia que las administraciones públicas hacen por niño disminuyó en más de 6.300 millones de euros en el mismo periodo.

2. Aumentar la prestación por hijo a cargo como principal herramienta para reducir la pobreza y la exclusión social infantil.
La gran mayoría de países de la UE tienen una prestación por hijo a cargo y su carácter es universal. España por su parte, es el segundo país de la UE con la prestación por hijo a cargo más baja y no universal. Actualmente la dotación es inferior a 24,25 euros al mes por hijo en las familias con rentas más bajas. Dicha prestación es imprescindible para familias con estas circunstancias pero altamente ineficiente ya que no logra sacar a los niños y niñas del riesgo de pobreza. Si se incrementa esta prestación hasta los 100 euros al mes, es decir 1.200 euros al año, así como incrementar los umbrales de familias que perciben esta prestación, supondría sacar a más de 630.000 niños y niñas de la pobreza relativa y otros tantos de la pobreza severa, según datos del estudio por Save The Children.

3. Desarrollar una Ley integral para combatir la violencia que sufre la infancia y que se garantice la reparación de sus derechos, incluidas normas vinculadas a su aplicación por las diferentes Comunidades Autónomas, tal y como recomienda el Comité de los Derechos del Niño de Naciones Unidas en sus Observaciones finales de 2010 a España.

4. Garantizar el derecho de los niños y niñas a participar, escuchando sus opiniones en todo aquello que les afecta y estableciendo canales estables para su participación en el desarrollo de planes y leyes que les afectan, especialmente en el Plan Estratégico Estatal de Infancia y Adolescencia o en las Comisiones de Infancia del Congreso de los Diputados y el Senado.

5. Compromiso por asumir un Pacto de Estado por la Infancia para alcanzar un consenso que asegure que ningún niño o niña viva en España en situación de vulnerabilidad a pesar de las situaciones de crisis. Pedimos para ello conocer:
El gasto que realizan todas las Comunidades Autónomas en materia de infancia.
Las partidas específicas destinadas a los niños y niñas en los Presupuestos Generales del Estado con el fin de generar un acuerdo que facilite una mejor cooperación entre todos, una mejor inversión de los recursos.
Y pedimos la creación de un fondo social de reserva que garantice la inversión en infancia.

Booking.com

Dejar respuesta